¿Por qué la Educación mejora con el Análisis de Datos?

El análisis de los datos no se trata solamente sobre lograr la eficiencia. Es el reto de mejorar los resultados y asegurar que cada estudiante logre su potencial.

Hoy una colega me preguntó sobre mi opinión respecto a la tecnología y sus beneficios en el manejo de estudiantes con necesidades especiales de aprendizaje. No dude en destacar en las grandes oportunidades que abre para niños y jóvenes. Tal y como Jerry Blumengarten lo dijo una vez: “La tecnología le da voz hasta al estudiante más callado”.

La educación de hoy nos exige conocer a un individuo, sin adivinar, sin describir en exceso durante reuniones de nivel. Como profesionales debemos estar en la capacidad de crear el perfil de nuestros estudiantes y usar los datos para comprender mejor el momento necesario para intervenir.

Muchos educadores podemos sentirnos amenazados por la llegada de este establecimiento del análisis de datos, pero afrontémoslo, si no estamos dispuestos a utilizar la tecnología para comprender la información de nuestros alumnos, perdemos la oportunidad de interpretar tendencias peligrosas y descubrir la historia escondida de niños y jóvenes que nos necesitan.

 

La Tecnología y los Datos impulsan una mejor Educación

 

Una de mis reglas de oro como especialista en integración de tecnología es jamás usar soluciones de Ed-Tech que no te permitan hacer seguimiento de los avances de mis estudiantes. ¿Cómo puedo mejorar los resultados de mis alumnos si la tecnología que uso no me permite seguir la ruta de aprendizaje de mis estudiantes a través del tiempo?

Para superar las exigencias de alfabetización de datos con la ayuda de la tecnología en la educación actual, estos son mis máximas personales aprendidas después de errores repetidos:

  1. Actúa estratégicamente: parece sencillo pero creanme, en muchos colegios se demandan cambios tan rápidos que se suele menospreciar el valor de acordar qué datos se recolectarán, con qué frecuencia, y cómo se usarán.

2. Estudia la tecnología con la que ya cuentas para sacarle el mayor provecho, o cámbiala por una que esté en la capacidad de mostrarte los datos de manera interactiva, con reportes comprensibles, y alertas que indiquen cuando se produzcan cambios.

3.No tomes decisiones aisladas: Los datos deben comprenderse en el contexto de la institución. Es importante conocer cómo funcionan los datos al interior del colegio, pero considera cómo podrías compararte con otros establecimientos educativos locales o nacionales. Siempre es bueno saber en cuáles aspectos los datos demuestran que eres diferente, sea positiva o negativamente, y preguntarte por qué?

Las reuniones de nivel en las que se habla sin parar sobre un estudiante y su familia son cosas del pasado. Los colegios deben apuntar a formar y estimular la alfabetización de datos en su cuerpo docente si quiere sobrevivir a las demandas educativas inclusivas sin sacrificar sus resultados académicos. La tecnología bien escogida es la clave para ello, y no es un tema de opción. La más enfática razón es el tiempo que podemos ahorrar con un buen sistema de administración académico y soluciones de tecnología educativa efectivas.